10 Claves para una vida m√°s sostenible

Publicado el 11 Feb 2021. Leer este artículo te llevará menos de 7 minutos

Blog > Energía solar

10 Claves para una vida m√°s sostenible

Tener una cierta conciencia medioambiental no es sólo utilizar energía solar, consumir productos ecológicos o reciclar tus residuos, también tiene que ver con adoptar unos hábitos sostenibles que impidan derroches de producción o energía asociados a nuestras compras o costumbres.

 

Muchos de nuestros actos tienen un impacto desconocido o menos evidente que otros. Por eso hoy queremos darte una pequeña guía para mejorar tus hábitos y conseguir tener una vida ser más sostenible en el día a día.



Hábitos para una vida sostenible

 

Posiblemente sean nuestros hábitos cotidianos los que más impacto tengan en el entorno, tanto a corto como a largo plazo. Aprovechar al máximo los alimentos, no gastar demasiado agua, luz o calefacción son fundamentales para evitar gastos superfluos.

 

Pero hay muchos más aspectos que podemos mejorar en nuestro hogar, lugar de trabajo o compra diaria para lograr una vida más sostenible sin grandes esfuerzos.



1. ¿Seguro que lo necesitas?

 

Antes de hacer cualquier compra, piensa dos veces si realmente lo necesitas o es un capricho. Muchas veces te enamoras de objetos, utensilios o ropa que después no le vas a sacar partido. Si compras con cabeza evitarás acabar tirando y generando más residuos.

 

El consumo excesivo no sólo genera más basura, sino que contribuye a una mayor demanda de productos y a una sobreproducción que lo único que hace es gastar recursos innecesariamente.



2. Decora y aisla

 

La decoración de tu casa no es sólo una cuestión de orden o estética, tus muebles, cuadros, sillones o cortinas también cumplen una función de aislamiento que es fundamental para tener un hogar más eficiente energéticamente.

 

Decora tu casa pensando también en aprovechar los puntos de luz y en lograr que no se escape el calor. Las alfombras y cortinas son grandes aislantes, así como las estanterías con libros.

 

Y por supuesto, no te olvides de utilizar materiales reciclados o fibras naturales. No sólo tendrás una casa más sostenible, sino con mucha más personalidad.



3. Usa tu propia energía

 

Instalar placas solares en tu casa es una opción cada vez más asequible y eficiente. Los nuevos modelos de suscripción y la compensación de excedentes generan una rentabilidad inmediata para dejar por fin de utilizar fuentes energéticas contaminantes, limitadas y caras.

 

 

 

En SotySolar podemos ayudarte a dar el paso por fin al autoconsumo con energía solar fotovoltaica. Te asesoraremos y gestionaremos la instalación de placas solares en tu tejado para que le saques el mayor partido sin esfuerzo.



4. Dale más vida a tu ropa

 

Si compras ropa de buena calidad, alargarás la vida de esas prendas y podrás intercambiarla con otros miembros de tu familia o amigos/as. Puedes combinar prendas más de tendencia con otras más atemporales para evitar tener que renovar tu armario cada año.

 

Anímate a reutilizar tus pantalones, chaquetas o vestidos para hacer complementos, como bolsos o carteras, transformarlos en otras prendas o simplemente hacer trapos con las camisetas viejas. Seguro que puedes buscarle un nuevo uso cuando no quieras ponértela más.



5. Cocina de aprovechamiento

 

¡Hazte el rey de las sobras! Los mejores restaurantes del mundo utilizan la cocina de aprovechamiento de forma premeditada para lograr ser lo más eficientes posibles con sus gastos. La mejor manera de ahorrar y ser sostenible es comprar lo justo y no tirar comida.

 

Acostúmbrate a utilizar productos frescos (no envasados) e incorpora recetas de aprovechamiento para esas sobras con las que siempre se puede hacer un plato de pasta, un revuelto, un arroz, unos canelones, croquetas, tomates rellenos etc.



6. Levántate y anda

 

El ejercicio físico o la vida activa, no sólo es un gran hábito de salud, también tiene importantes repercusiones en tu consumo energético, por ejemplo, ya que gastarás menos en luz o calefacción.

 

 

Con sólo caminar una hora al día conseguirás activar tu musculatura y sentirás menos frío que si estás parado en casa. Además, te costará menos realizar tus tareas diarias y seguramente te ayudará a comer mejor. Todo ello contribuirá a llevar una vida más sostenible además de sana.



7. ¿Plástico sí o no?

 

Por lo general, la tendencia es intentar reducir el uso de plástico lo más posible para evitar generar residuos, pero ojo, porque no todos los plásticos son iguales. Lo que debes reducir al mínimo son esos elementos plásticos no reutilizables (bolsas, botellas, envases…). Sin embargo, hay utensilios de cocina o menaje del hogar que podemos utilizar durante muchos años.

 

Siempre que el plástico cumpla su principal función, que es ser un material flexible y duradero, puede ser una buena opción. Cuando su uso pueda ser reducido, aunque acabe en el contenedor de reciclaje, mejor evitarlos si realmente quieres ser sostenible.



8. Día vegetariano

 

El consumo masivo de carne, más allá de cuestiones éticas, ha demostrado ser muy poco sostenible. La cantidad de recursos que se gastan en alimentar la ganadería intensiva para llevar una hamburguesa a tu mesa es enormemente deficitario.

 

Por eso te proponemos comenzar a realizar menús vegetarianos o veganos un día a la semana. De esta manera verás lo nutritiva que puede ser una dieta vegetal, ampliarás tu recetario y te acostumbrarás a no tener que meter proteínas animales en cada plato de tu vida. Ahorrarás en tu cesta de la compra, en recursos industriales y puede que en tu peso corporal.

 

Eso sí, intenta consumir verduras, hortalizas o legumbres de proximidad, ya que la agricultura intensiva también sabemos que tiene importantes repercusiones medioambientales.



9. Menos química en tu baño

 

Elimina productos químicos en tus hábitos de limpieza o cosmética. Cada vez hay más marcas que reducen su impacto en la naturaleza, tanto en su producción como en los residuos que generan. No olvides que al final todo se va por los desagües y no desaparece, acaba en nuestros ríos y mares.



10. Adapta tus horarios

 

Uno de los factores más importantes para llevar una vida sostenible, y que más nos cuesta en España, es adaptar tus horarios a las horas de luz. Cuanto más aproveches las horas solares de cada día, menos gastarás en calentar tu casa o iluminarla.

 

También puedes solicitar una factura con discriminación horaria a tu comercializadora eléctrica. De manera que uses el horno o la lavadora, electrodomésticos con mucho gasto en las franjas más baratas.

 

En el caso de utilizar placas solares, si realizas la mayor parte de tu consumo durante las horas de producción, conseguirás aumentar mucho la eficiencia, y por tanto la rentabilidad, de tu instalación.

 

 

En SotySolar te podemos ayudar para dar un paso de gigante hacia la sostenibilidad, instalar placas solares en tu casa. No dudes en contactar con nosotros y te diremos cuánto te puedes ahorrar en tu factura de la luz, la evolución de su rentabilidad en los próximos años o las subvenciones a las que puedes optar.


Se el primero en comentar este post.
Deja un comentario:

Cookies de SotySolar

Utilizamos cookies propias y de terceros para permitir su navegación, personalizar los contenidos, analizar el tráfico generado, y para el correcto funcionamiento de sus sesión, asimismo, recogemos sus datos de ubicación y características del dispositivo. Para obtener más información sobre las cookies consulte nuestra política de cookies.

Cookies necesarias

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web, para mantener su navegación, idioma, sesión y procesos de compra.

Cookies analíticas

Permiten seguir mejorando las funciones a través del análisis del tráfico del sitio web y sugerirle contenido personalizado.

Cookies marketing

Nos permiten mostrarle publicidad y otro contenido que creemos que es el m√°s ajustado a sus intereses.