El efecto de la temperatura en los paneles fotovoltaicos

Publicado el 24 Nov 2022. Leer este artículo te llevará menos de 8 minutos

El efecto de la temperatura en los paneles fotovoltaicos

Los paneles solares fotovoltaicos, que permiten a aquellos hogares en posesión de una instalación de placas un ahorro significativo en su factura, utilizan la energía de la luz solar para generar electricidad

 

Por ello, la temperatura del ambiente, dependiente de múltiples factores como la zona donde se reside, el clima o el momento del año que se esté atravesando, afecta de manera relativa al rendimiento de los paneles fotovoltaicos, ya que estos no obtienen la energía del calor recibido sino, tal y como hemos mencionado, de la luz del sol

 

Es decir, el hecho de que la temperatura ambiental sea más alta no hace que los paneles solares sean más eficientes sino que puede llegar a causar el efecto contrario, tal y como veremos a continuación. 

 

No obstante, aunque no sea la fuente principal de generación de energía, sí que hay aspectos de la temperatura que afectan al rendimiento de tus paneles y que hay que tener en cuenta para poder sacar el máximo partido posible a tu instalación. Te contamos cuáles son. 

 

 

¿Afecta la temperatura a las placas solares?

 

A pesar de que, como hemos visto, los paneles fotovoltaicos funcionan con la luz y no con el calor del sol, la temperatura sí juega un papel importante en el funcionamiento de tu instalación en dos vertientes diferentes: la temperatura ambiental y la del propio panel solar. 

 

Cómo afecta la temperatura ambiental a las placas solares 

 

De la misma manera en que existe una orientación preferible o una inclinación ideal para que la eficiencia de tu instalación solar sea óptima, la temperatura ambiental a la que mejor funcionan la mayoría de placas solares del mercado es de 25º, es decir, la propia de climas templados o de estaciones intermedias como primavera u otoño. 

 

Al contrario de lo que se pueda llegar a pensar, un clima más cálido o estar atravesando los meses más calurosos del año no tiene por qué significar necesariamente un mayor rendimiento de una instalación solar fotovoltaica. De hecho, a partir de los 35º centígrados, la eficiencia de las placas solares desciende ligeramente, pudiendo llegar a presentar una capacidad de absorción del 80% con respecto al rendimiento máximo si la temperatura llega a ser de 40º. 

 

No obstante, estas temperaturas algo más altas suelen coincidir con los meses del año que presentan una mayor cantidad de horas de luz. Además, en estos momentos el sol incide de manera más directa en los paneles, ya que la inclinación del sol es menor. De esta forma, esa pérdida de capacidad de absorción queda compensada con la recepción de luz solar durante más tiempo a lo largo del día, permitiendo que la producción de energía eléctrica de autoconsumo se mantenga equilibrada. 

 

Por otro lado, durante los meses fríos de invierno, aunque es cierto que, de igual forma, la eficiencia de las placas baja, el descenso es mucho más ligero que cuando se trata de temperaturas muy calurosas: a 15º la capacidad de absorción disminuirá un 3% mientras que, en una temperatura de 5º, el rendimiento bajará un 5%. Este casi inapreciable descenso compensa el menor número de horas de luz y una inclinación mayor del sol, haciendo que, incluso en invierno, merezca la pena tener placas solares fotovoltaicas en nuestro tejado. 

infografía temperatura ideal de los paneles solares

 

En cualquier caso, España es un país privilegiado para el autoconsumo de energía solar, ya que el clima es templado durante gran parte del año y recibimos entre 2.000 y 3.000 horas de luz solar anuales. Si sumamos estos datos al hecho de que la mayoría de los paneles solares de calidad se adaptan sin problema a las diferentes temperaturas y que la oscilación del rendimiento es mínima, vivamos donde vivamos, la adquisición de una instalación fotovoltaica siempre es una inversión segura. 

 

Cómo afecta el sobrecalentamiento de los paneles a su rendimiento

 

El posible sobrecalentamiento del material del propio panel solar se suma al calor de la temperatura ambiente haciendo que la resultante sea aún más alta. 

 

Evitar este sobrecalentamiento es muy sencillo. En situaciones climáticas en las que el técnico profesional considere que es posible que se produzca un exceso de temperatura en el panel, siempre se podrá instalar una estructura que separe ligeramente las placas del techo evitando que estén en contacto directo con el tejado y que se transmita el calor del mismo a la instalación. 

 

Por otro lado, en función de lo correcta que sea la instalación, podemos encontrarnos con la aparición de un hot spot, que supone un sobrecalentamiento de una zona específica y puntual de la instalación en casos en los que, el resto de la misma, esté permanentemente en sombra. Para evitarlo, es imprescindible un buen estudio previo de la viabilidad y las necesidades específicas del proyecto. 

 

¿Cuál es la potencia pico de una instalación?

 

La potencia pico de una instalación de paneles fotovoltaicos es la potencia máxima que puede llegar a ofrecer el conjunto de placas solares que componen el sistema de autoconsumo en las circunstancias más óptimas posibles. En estas condiciones, la instalación generará la mayor cantidad de energía para la que esté preparado nuestro tipo de panel solar. 

 

Esta situación óptima de generación de energía depende de múltiples factores como la orientación, las sombras o el clima. En lo referente a la temperatura, que es lo que nos ocupa ahora mismo y tal como mencionábamos en el punto anterior, el momento que propicia el punto máximo de rendimiento de un panel solar fotovoltaico será en una temperatura ronde los 25º y con el cielo despejado. 

 

En estas condiciones, la energía generada por nuestra instalación puede llegar a ser equivalente a la suma de las potencias máximas de cada uno de nuestros paneles. Es decir, si tenemos 10 paneles fotovoltaicos de 410W, la potencia pico de nuestra instalación será el resultado de la multiplicación del número de paneles por la potencia de cada uno, en este caso 4100W o 4,1kWp. 

 

No obstante, es importante recordar que un panel solar de calidad se puede adaptar a temperaturas que van desde los -40º a los 85º, así como también a situaciones climáticas de cielos nubosos o días de lluvia, pudiendo funcionar prácticamente siempre de manera adecuada y simplemente experimentando ligeras oscilaciones en el rendimiento. 

 

Como decíamos anteriormente es importante, en cualquier caso, que un profesional haga un estudio previo a la colocación de la instalación para garantizar que la eficiencia de la misma sea la mayor posible. 

 

¿Cómo puedo saber si la temperatura me está afectando el rendimiento de los paneles solares?

 

Para saber si el rendimiento de nuestros paneles solares se está viendo afectado y en qué proporción por la temperatura, el elemento clave que debemos tener en cuenta es el coeficiente de temperatura o de degradación. Este coeficiente es el que indica el comportamiento de un panel solar en cuanto a eficiencia a la hora de generar energía eléctrica partiendo de la temperatura idónea de 25º, y debe venir recogido en la ficha técnica del producto. 

 

Comprobando estos datos proporcionados por el fabricante podremos saber cuál es el porcentaje de descenso de la eficiencia por cada grado centígrado que sube la temperatura ambiente sobre la temperatura óptima. 

 

De esta forma, cuanto menor sea el porcentaje de descenso de la eficiencia conforme van subiendo los grados de temperatura, de mejor calidad serán nuestros paneles. En SotySolar utilizamos paneles SunPower y Trina Solar, que ofrecen un coeficiente de alrededor del 0,4%, mientras que el coeficiente medio del mercado en general es del 0,5%. 

 

¿Cómo afecta el cambio climático a los paneles solares?

 

Si tenemos en cuenta que uno de los efectos del cambio climático es el aumento de la temperatura de nuestro planeta en hasta 1.8º kelvin según las previsiones para el año 2100, el rendimiento de las placas solares puede verse afectado en los mismos porcentajes que hemos podido ver en puntos anteriores. Hará más calor y, por tanto, por cada grado de más sobre los 25º óptimos, descenderá ligeramente la eficiencia y la capacidad de absorción de los paneles. 

 

Precisamente, para evitar esto, es urgente y prioritario empezar a usar energías renovables y limpias como la solar utilizando el tipo de placas que mejor se ajusten a tu vivienda, que contribuyen a frenar el calentamiento global y tienen un efecto positivo en la ralentización del aumento de la temperatura del planeta. 

 

botón para solicitar presupuesto

Compartir:
Se el primero en comentar este post.
Deja un comentario:

La información y el contenido más completo sobre el mundo del autoconsumo solar.

Únete a nuestra newsletter verde

Infórmate y entérate de las últimas novedades del autoconsumo solar

Únete

Cookies de SotySolar

Utilizamos cookies propias y de terceros para permitir su navegación, personalizar los contenidos, analizar el tráfico generado, y para el correcto funcionamiento de sus sesión, asimismo, recogemos sus datos de ubicación y características del dispositivo. Para obtener más información sobre las cookies consulte nuestra política de cookies.

Cookies necesarias

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web, para mantener su navegación, idioma, sesión y procesos de compra.

Cookies analíticas

Permiten seguir mejorando las funciones a través del análisis del tráfico del sitio web y sugerirle contenido personalizado.

Cookies marketing

Nos permiten mostrarle publicidad y otro contenido que creemos que es el más ajustado a sus intereses.