Placas solares para autoconsumo
by Andrés Domínguez Galvá de SotySolar, escrito en Autoconsumo , Placas solares el Dec 02, 2019


Para el autoconsumo existe dos tipos de placas solares: térmicas y fotovoltaicas. Las primeras producen agua caliente y las segundas electricidad. Además hay diversas variantes, las cuales poseen cualidades que les permiten destacar sobre el resto de tecnologías en determinadas situaciones.

Autoconsumo con placas térmicas


Estas placas, también denominadas captadores o colectores térmicos, se utilizan principalmente para la producción de agua caliente sanitaria (ACS), calefacción y refrigeración por absorción, además tienen aplicaciones industriales. El tipo de panel solar empleado depende de dos factores, el clima en la zona que se halle la instalación y la aplicación en cuestión:

  1. De placa plana: tienen buen rendimiento en climas templados, permiten alcanzar temperaturas de acumulación de hasta 60-70 [ºC], son las más utilizadas en aplicaciones domésticas.
  2. De tubos de vacío: rinden correctamente incluso en climas fríos y nubosos, además pueden alcanzar temperaturas de acumulación muy elevadas, siendo ideal su aplicación industrial y para calefacción, sin embargo, es la opción más cara.
  3. De polipropileno: se utilizan principalmente para la climatización de piscinas debido a su menor rendimiento y baja temperatura de operación. Es la opción más económica, aunque su rango de aplicación es muy limitado.

Autoconsumo con placas fotovoltaicas


Los módulos o paneles fotovoltaicos pueden ser utilizados tanto para autoconsumir como para vender electricidad a red. Estas placas suelen estar fabricadas de silicio aunque existen otras opciones menos empleadas. Dependiendo de la estructura del silicio que conforman las celdas del panel, podemos distinguir dos tipos de módulos:

  1. Monocristalinos: poseen mayor potencia pico por metro cuadrado gracias a su mayor rendimiento, rinden bien incluso en días nublados, sus pérdidas por temperatura son menores  y normalmente tienen mejor garantía de producto. Sin embargo, es la opción más cara, aunque actualmente esta diferencia no es tan destacable.

Imagen paneles Monocristalinos

  1. Policristalinos: es una buena opción calidad-precio, por lo que su utilización es algo más común a pesar de sus menores prestaciones. Tienen el hándicap de ser considerada el panel menos estético debido a su apariencia poco uniforme.

Imagen paneles Policristalinos

¿Qué tipo de placas solares para autoconsumo necesito?


Existen dos criterios básicos para saber qué tipo de panel instalar:

  1. Por las necesidades energéticas que deseamos cubrir, es decir agua caliente (ACS/calefacción) o/y electricidad.
  2. En función de cuánto deseamos invertir; como en todo, a mayor calidad, mayor coste.

En cualquier caso es conveniente comentar nuestras necesidades y circunstancias a la empresa instaladora para que pueda aconsejarnos qué opción es la más adecuada en nuestro caso.

Los paneles del futuro


Imagen estructura de célula de generación por doble cara 


Las empresas del sector fotovoltaico mejoran continuamente sus procesos de fabricación para aumentar el rendimiento y calidad de los módulos solares, dos de las grandes innovaciones que han sobresalido los últimos años son lo paneles de célula partida y los módulos bifaciales, por los cuales está apostando Axitec y LG respectivamente.


Los primeros mencionados permiten una mayor generación y vida útil gracias a su conexionado interno. Los paneles bifaciales pueden generar por ambas caras, lo cual permite elevar en gran medida la producción por metro cuadrado obtenida.


Los primeros mencionados permiten una mayor generación y vida útil gracias a su conexionado interno. Los paneles bifaciales pueden generar por ambas caras, lo cual permite elevar en gran medida la producción por metro cuadrado obtenida. Estas nuevas tecnologías aún son demasiado costosas comparadas con las convencionales, sin embargo, demuestran la gran ambición de los fabricantes por seguir mejorando sus productos.


Ahorra hasta un 60% en tu factura

Ahorrar es de sabios. Aprovechar la energía, también.
Se el primero en comentar este post