Cuánto y cómo ahorrar mediante placas solares

Cuánto y cómo ahorrar mediante placas solares
by Andrés Domínguez Galvá de SotySolar, escrito en Incentivos el Dec 10, 2019

Ahorro con una instalación de placas solares

Los hogares con placas solares instaladas cubren su consumo eléctrico desde dos fuentes distintas a la vez, la red eléctrica y los paneles solares, los cuales son un apoyo que permite suplir parte de las necesidades energéticas de la vivienda y por tanto ahorrar en la factura de la luz. Por ejemplo, si en un momento dado la vivienda requiere 2 kilovatios ([kW]) de potencia y la instalación fotovoltaica está generando 1,5 [kW], de la red sólo se tomarán los 0,5 [kW] restantes.


En el caso de que la energía solar generada supere a las necesidades de la vivienda se verterán los excedentes a la red eléctrica, los cuales se compensarán aproximadamente 0,05 [€/kWh] gracias a los nuevos cambios normativos (RD 244/2019). Aun con una cuantía pequeña esto es un nuevo ahorro.


Gráfica elaborada por Soty Solar.


Esto es lo que ocurre en el caso expuesto en la imagen, donde se muestra el estado de una instalación fotovoltaica real realizada por Soty Solar en un momento determinado. La generación fotovoltaica es de 2,12 [kW], de los cuales 0,35 [kW] se autoconsumen y 1,77 [kW] se vierten a la red de suministro.


También es posible almacenar la energía sobrante en baterías para su uso posterior, aunque es menos común debido a su elevado coste. En instalaciones de gran tamaño (> 15 [kWn]) a menudo se limita la potencia de la instalación mediante la utilización de un sistema de denominado inyección cero para evitar que se genere más que lo que demanda el negocio, local o fábrica. Este artículo se centra en las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico sin baterías y con excedentes por ser las más comunes y rentables actualmente.


Factura eléctrica y autoconsumo

En una factura eléctrica normalmente aparecen los siguientes cinco conceptos:

  1. Importe por potencia contratada: depende de la potencia contratada y del periodo de facturación (un mes, un trimestre, …).
  2. Importe por energía consumida: depende únicamente de la energía que hayamos tomado de la red eléctrica durante el periodo de facturación.
  3. Impuesto eléctrico: se aplica sobre los dos anteriores conceptos, es de un 5,11% aproximadamente.
  4. Alquiler de equipos de medida: depende de la potencia contratada, el tipo de instalación (monofásica o trifásica) y del periodo de facturación.
  5. Impuesto sobre el valor añadido (IVA): se aplica sobre la suma del resto de conceptos, es de un 21%.

Con una instalación de autoconsumo fotovoltaico se pueden reducir los importes por energía consumida y de los gravámenes asociados a este, es decir, el impuesto eléctrico y el impuesto sobre el valor añadido (IVA). El resto de conceptos no se ven afectados de modo alguno.


Sin embargo, en ciertos casos es posible reducir la potencia contratada si la potencia máxima que demanda la vivienda o negocio se produce en el periodo de  11:00 a 17:00, que es cuando la generación fotovoltaica es mayor, ya que ambas se suman. Esto es poco habitual en viviendas, pero en muchos negocios cuyo consumo se produce durante el día es una cuestión a tener en cuenta, ya que puede aportar ahorros adicionales importantes.


También cabe destacar que con la compensación de excedentes descrita anteriormente sólo se puede reducir a cero el importe por energía consumida de cada mes, pero no obtener un saldo negativo o guardar parte para compensar los consumos el mes siguiente.


Ahorro neto

Por todo ello la instalación de placas solares puede lograr un ahorro máximo de un 40-60% dependiendo del caso, esto se traduce en una recuperación de la inversión realizada de 6-8 años dependiendo de diversos factores:

  1. Aprovechamiento de la producción: depende de la capacidad de adaptar los consumos al periodo de mayor generación fotovoltaica, que dura de 9:00 a 17:00. La utilización de programadores de consumo pueden ayudar en este sentido, permitiendo limitar el funcionamiento de termoeléctricos, bombas y otros equipos a dicho periodo.
  2. Mantenimiento preventivo: las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico prácticamente no requieren mantenimiento, sin embargo, limpiar los paneles periódicamente puede aumentar la producción de la instalación hasta en un 10%.
  3. Calidad de los equipos: si bien la utilización de equipos de menor calidad puede reducir el periodo de recuperación también nos expone al riesgo de que fallen mucho antes de lo que deberían, requiriendo un desembolso adicional por parte del usuario. Su rendimiento también será menor y tienden a degradarse más rápidamente, lo cual se traduce en menores ahorros al final de la vida útil de la instalación (25 años).

  4. Tarifa eléctrica contratada: para lograr aún un mayor ahorro es conveniente que el resto de la energía que no se puede suplir con fotovoltaica sea lo más barata posible, por ello es conveniente analizar la posibilidad de contratar una tarifa con discriminación horaria que permita pagar menos durante las horas nocturnas, ya que el consumo durante el día quedará prácticamente cubierto por la instalación fotovoltaica.


Ahorra hasta un 60% en tu factura

Ahorrar es de sabios. Aprovechar la energía, también.
Se el primero en comentar este post