Características de las placas solares para autoconsumo ::

Características de las placas solares para autoconsumo

Características de las placas solares para autoconsumo
by Andrés Domínguez Galvá de SotySolar, escrito en Autoconsumo , Placas solares el Jan 07, 2020

Las cuatro características más relevantes de las placas solares fotovoltaicas para autoconsumo son las condiciones de operación, las características eléctricas, las dimensiones y la eficiencia y degradación del panel. Te explicamos en detalle cada una de estas cuestiones.

Condiciones de operación

Lo primero que se debe saber de las placas solares es que sus características o parámetros eléctricos dependen en gran medida de las condiciones de operación, por ello, los fabricantes las suelen exponer en dos situaciones:

  1. STC o CEM (Standard Test Conditions / Condiciones Estándar de Medida): irradiancia de 1000 [W/m2], temperatura superficial de 25 [°C] y un valor espectral de 1,5 [AM]. A pesar de que estas condiciones no son realistas, son las más comúnmente empleadas en el sector para describir las características de una placa fotovoltaica.



  2. NOCT o TONC (Normal Operating Cell Temperature / Temperatura de Operación Nominal de la Célula): irradiancia de 800 [W/m2], temperatura superficial de 45 [°C], un valor espectral de 1,5 [AM] y velocidad del viento de 1 [m/s] a 20 [°C]. Son condiciones mucho más realistas y por ello se suelen tomar de referencia para realizar estudios y diseños.


    *NOCT (Nominal Operating Cell Temperature): Irradiance 800 [W/m2], temperatura de ambiente 20 [°C], velocidad de viento 1 [m/s]

La irradiancia, también denominada intensidad radiante, se refiere a la potencia por metro cuadrado que recibe la placa del sol.También se debe resaltar que la temperatura superficial es bastante superior a la ambiental, esta diferencia crece a medida que aumenta la irradiancia.

Características eléctricas

Las características eléctricas más importantes de una placa solar fotovoltaica son:

  1. Potencia pico: es la potencia más elevada que puede dar en condiciones STC o NOCT, sin embargo, no es la máxima que puede llegar a entregar, ya que en si las condiciones de irradiancia y temperatura son adecuadas este valor puede sobrepasarse.

  2. Eficiencia: cociente entre la potencia pico y la que recibe del sol (∼15-20%), esta última se puede estimar a grosso modo multiplicando la irradiancia de referencia por la superficie del panel.



  3. Voltaje e intensidad: dos pares de valores, los máximos (en circuito abierto / cortocircuito)  y a la potencia pico del panel. Son fundamentales para poder diseñar una configuración de módulos compatibles con el inversor.

  4. Factor de forma: relaciona la potencia pico con el voltaje en circuito abierto e intensidad de cortocircuito, que son los máximos que pueden llegar a entregar el panel, suele tener un valor superior a 0,7.


Los parámetros más indicativos sobre las prestaciones de un panel son la eficiencia y el factor de forma, sin embargo, no son los más interesantes a la hora de valorar la calidad de una placa solar a largo plazo.

Dimensiones del panel

Otra cuestión que suele consultarse son las dimensiones de la placa, ya que es importante para determinar su situación en la terraza o cubierta. Las placas fotovoltaicas policristalinas a día de hoy suelen medir aproximadamente 1 x 1,65 (∼ 270 [Wp]) o 1 x 2 metros  (∼ 320 [Wp]), dependiendo de si son de 60 o 72 células respectivamente, que son los modelos más comunes.


En el caso de las monocristalinas, debido a su mayor eficiencia, son capaces de producir bastante más energía en menos espacio, alrededor de 330 [Wp] si la placa es de 60 células (∼ 1,65 [m2]) y 400 [Wp] si es de 72 células (∼ 2,00 [m2]).


Panel monocristalino de 60 células - LG NeON2 Black - 315 / 320 / 325 [Wp].


Eficiencia y degradación

Los paneles solares a lo largo del tiempo sufren una pérdida de eficiencia debido a la degradación de las células que lo conforman. Por ello, una instalación producirá aproximadamente un 10-20% menos al final de su vida útil, que se estima actualmente en 25 años, sin embargo, cabe destacar que las placas son capaces de seguir operando durante mucho más tiempo.


Debido a la importancia que esta cuestión tiene a la hora de valorar la rentabilidad de la inversión realizada, los fabricantes ofrecen dos garantías, una de producto y otra de rendimiento. El estándar del sector es dar 10 años en el primer caso y 25 años en el segundo, con una pérdida de rendimiento del 0,8 [%/año].


Sin embargo, existen productos de mayor calidad que ofrecen garantías por encima de la media del mercado, como Axitec que oferta 15 años de producto o LG que alcanza los 25 años, además de una menor degradación. Aunque esto repercute en la inversión inicial requerida, también mejora la producción obtenida y da mayor seguridad al usuario.


Ahorra hasta un 60% en tu factura

Ahorrar es de sabios. Aprovechar la energía, también.
Se el primero en comentar este post