Beneficios medioambientales de la energía solar

Beneficios energía solar

La sociedad está cambiando, cada vez está más concienciada con temas sociales y ambientales. El interés de muchas comunidades de vecinos, particulares y empresas de adoptar la energía solar no solo es por motivos económicos sino también medioambientales. Están en gran medida comprometidos con las energías renovables, con la reducción de las emisiones de CO2 y con el desarrollo sostenible para paliar los efectos desastrosos del cambio climático.

 

Situación ambiental actual

Según el Estudio de Calidad del Aire de 2016 de la Agencia Europea del Medioambiente (AEMA) la situación es crítica:

  • Se emiten más de 75 millones de toneladas de CO2 anuales sin perspectivas de reducción en los próximos años

  • El 90% de la población urbana de la Unión Europea recibe diariamente a algunos de los contaminantes más perjudiciales como las partículas finas (PM 2.5), con unos niveles de exposición superiores a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

  • La población rural también empieza a estar expuesta a partículas altamente perjudiciales.

  • Los daños en algunos ecosistemas están empezando a adquirir un cariz irreversible debido, en gran medida, a la eutrofización.

Por estas causas, entre otras, cada vez más personas están optando por una instalación de placas solares para autoconsumo para paliar estos efectos y generar un impacto futuro beneficioso.

 


¿Cómo reduce el impacto ambiental la energía solar?

Las razones por las que la energía solar es la solución ideal para reconstruir la capa de ozono y mitigar el cambio climático son obvias.

Es una fuente de energía renovable en su máxima expresión, es limpia, es abundante e inagotable. Como dato de interés, por cada 100 KW de potencia solar instalada se evita la emisión anual de 75.000 kg de CO2. Como consecuencia de lo anterior, se reduce el impacto del efecto invernadero y el cambio climático.

También resulta interesante destacar otros aspectos beneficiosos con el medioambiente: no genera contaminación acústica y todos los elementos de los sistemas fotovoltaicos son recuperables y reciclables.

¡La energía solar fotovoltaica es el futuro y el presente! Es una energía verde totalmente sostenible, que mejora la calidad de vida y que puede abastecernos en el presente sin tener que hipotecar el futuro de nuestros hijos.

  

       

Si te ha gustado esta publicación, compártelo en redes sociales y con tus conocidos y amigos.

Tambien te puede interesar