10 Tips para que tu casa sea ecológica y eficiente energéticamente

10 Tips para que tu casa sea ecológica y eficiente energéticamente
by Dani Fernández de SotySolar, escrito en Energía solar el Feb 11, 2020

La creciente conciencia medioambiental, sumada a la necesidad de ahorrar y a la temida pobreza energética, hace que la sociedad busque nuevas fórmulas para que sus casas sean más eficientes energéticamente, más ecológicas y, además, con un mantenimiento más económico. 


El 98% de los españoles es consciente de la necesidad de buscar e impulsar modelos energéticos más sostenibles* y que combatan la pobreza energética. Pero la casa no se construye por el tejado y hay fórmulas para que todos podamos aportar nuestro granito de arena en el día a día.  

Cómo conseguir una casa más eficiente energéticamente 

La factura de la luz es un motivo de preocupación para muchos españoles, que no han visto más que crecer los precios en los últimos años de forma casi descontrolada. Estos tips te ayudarán a ahorrar hasta un 50% en tu factura de la luz*:  

1. Ojo con la iluminación: elige las bombillas adecuadas.  

La iluminación de tu casa supone más del 10% del gasto en electricidad que haces. Cuidar mucho no solo el número de bombillas y fuentes de iluminación que pones, sino también el tipo, te ayudarán a ahorrar y a aprovechar al máximo la energía.  


Bombillas de bajo consumo  


Las bombillas de bajo consumo y las bombillas LED son tus mejores opciones, pero ojo: aunque las primeras tienen un consumo ligeramente inferior a las LED (70% vs 80%), su vida útil es condiserablemente más baja (una media de 10.000 horas frente a las 50.000 de las LED) y, además, deben tratarse como residuos peligrosos, ya que contienen gases contaminantes.  


También puedes plantearte domotizar un poco tu instalación y empezar a usar bombillas inteligentes: son LED, por lo que seguirás cuidando tu consumo energético y, además, podrás regular la cantidad de luz, programar su encendido y apagado, cambiar el color de la luz, etc.   

2. Ahorra en calefacción con un buen aislamiento de tu hogar

La calefacción es uno de los grandes monstruos consumidores de electricidad en tu hogar. De hecho, suponen casi la mitad del gasto anual de energía en tu casa


Un buen aislamiento, especialmente en puertas y ventanas, te ayudará a conservar el calor durante los meses fríos, para que puedas reducir al mínimo el uso de calefactores y otras fuentes de calor. Además, no te olvides de aprovechar el calor natural del sol: abre bien las persianas para que penetre todo el tiempo posible y te aseguramos que notarás la diferencia.  


Aislamiento ventanas para mantener el calor


Sin embargo, en los meses calurosos, deberás hacer todo lo contrario: durante las horas de mayor calor, baja las persianas y abre ligeramente las ventanas, para que el interior de la vivienda se mantenga lo más fresco posible. Los ventiladores en el techo también son grandes aliados.  

3. Electrodomésticos A+++ y desenchufados cuando no se usen

¿Sabías que más del 50% del gasto energético de tu hogar proviene de los electrodomésticos? Algunos de ellos, como el frigorífico, deben estar continuamente enchufados, pero otros puedes apagarlos por completo cuando no los estés utilizando. Así evitarás que entren en “modo stanby”, en el cual parecen estar apagados, pero siguen consumiendo electricidad


Este consumo residual no es ninguna tontería, ya que puede suponer casi un 10% de tu factura. Una buena forma de evitarlo es utilizando regletas que puedas desenchufar fácilmente por las noches o cuando no vayas a estar en casa, de forma que reduces el consumo de tus electrodomésticos al mínimo. 


Otra recomendación es que tengas mucho cuidado y te fijes en la etiqueta de eficiencia energética de los electrodomésticos que vayas a comprar y también de los que tengas actualmente en casa. No tengas miedo en invertir en electrodomésticos con categoría A+ o superior: merecerá la pena y tu bolsillo te lo agradecerá.   


¡Y un último consejo! Elimina o reduce al mínimo el uso de determinados electrodomésticos, como la secadora o la plancha. ¡Consumen muchísimo!  

4. No desperdicies ni una gota de agua

Calentar el agua que usarás para ducharte, para lavar la ropa o los platos es otra acción que consume muchísimo, por lo que recomendamos que intentes reducirla al máximo: toma duchas cortas (ahorrarás muchísima agua, además), no pongas lavadoras ni lavavajillas si no las cargas al máximo y evita desperdicios de agua innecesarios. 


Usar grifos monomando o instalarles aireadores te ayudará a reducir el consumo de agua. ¡Y no te olvides del inodoro! Los sistema de doble pulsador o descarga parcial en las cisternas también son fundamentales. 


Sistemas de ahorro de agua

 

Por cierto, no olvides que los sistemas de acumulación de agua caliente siempre son más eficientes que los de producción instantánea. Por no hablar de instalar recolectores de agua con depósitos para aprovechar la lluvia al máximo.  

5. Apuesta por el autoconsumo energético: pon placas solares  

Con los cambios recientes en la normativa, pasarse al autoconsumo para cubrir las necesidades energéticas de tu hogar no solo es sencillo, sino también rentable. 


Colocar paneles solares en tu casa no solo reducirá tu factura de la luz hasta un 50%, sino que además te permitirá decir adiós al estrés de estar pendiente de las continuas subidas del sector mientras cuidas del medioambiente. 


Si lo que te preocupa es la inversión previa en la instalación, debes saber que la media de gasto en España está en los 5.000 euros, con una rentabilidad que ronda los 5-7 años. Aunque si vives en ciertas zonas, como Andalucía, la rentabilidad de tu instalación puede bajar hasta rondar los 4 años.  


Placas solares para autoconsumo particular


Los precios varían según la comunidad autónoma, el tipo y tamaño de la instalación y la calidad de las placas, por lo que siempre es aconsejable pedir varios presupuestos para conseguir la mejor relación calidad-precio. Además, te recomendamos que permanezcas atentos a los avisos en tu comunidad autónoma, ya que son frecuentes las ayudas para fomentar el autoconsumo.  

Tips para ser más ecológicos en casa 

1. Purifica el aire con plantas

Crea tu propio pulmón verde en casa para purificar el aire que respiráis, especialemente si vivís en ciudades grandes como Madrid o Barcelona. La NASA recomienda usar lenguas de tigre, ficus, palmeras de bambú o espatifilos para purificar el aire, ¡pero tú no te cortes y personaliza tu pequeño trocito de paraíso!  


Tener plantas en casa purifica el aire


2. No compres lo que no necesites

Antes de comprar cualquier cosa, desde un mantel hasta una nueva jabonera, piensa si realmente lo necesitas. Reduce tus compras al mínimo y no solo cuidarás de tu bolsillo.  

3. Reduce los residuos que produces. ¡Y recicla! 

Intenta consumir productos a granel (no importa si es comida o detergente, ¡podrás encontrar de todo en los comercios adecuados!) y lleva tus propios recipientes (de cristal, por favor), así evitarás consumir plásticos o envases innecesarios. Tampoco olvides salir de casa con una bolsa plegable en el bolso o la mochilla, por si acaso.  


Además y muy importante, ¡recicla! Separa bien los diversos elementos que tiras a la basura, ya sean orgánicos, plásticos, papeles o vidrios. ¡Incluso el aceite debe tirarse a parte!    

4. Autoconsumo alimenticio: ¡pon un huerto en casa! 

Si te animas y te gusta la jardinería, puedes montarte tu propio huerto en casa. Si tienes jardín, ¡mejor que mejor! Sino, siempre puedes aprovechar la terraza o incluso la ventana de la cocina. ¡Existen docenas de fórmulas para optimizar hasta los espacios más pequeños! 


De esta forma no solo te asegurarás de consumir alimentos sin colorantes ni conservantes, 100% naturales, sino que además ahorrarás dinero. ¡Un win, win, lo mires por donde lo mires!  

5. Reduce al mínimo los productos químicos que utilices

Utilizar jabones libres de químicos es una gran opción para contaminar menos mientras cuidas de tu piel. Esto también es trasladable a detergentes y productos de limpieza: jabones naturales(como el de Marsella), detergentes ecológicos a base de grasas vegetales y azúcares o utilizar fórmulas tradicionales para limpiar a base de vinagres, zumo de limón, agua, sal o bicarbonato son alternativas naturales que cuidan del medioambiente y también de tu salud.  


*Datos provenientes de fuentes propias.  


Ahorra hasta un 60% en tu factura

Ahorrar es de sabios. Aprovechar la energía, también.
Se el primero en comentar este post