Edificios que se alimentan con energía solar

Edificios que se alimentan con energía solar
by Lucía Arribas de SotySolar, escrito en Energía solar el May 03, 2017

 Hoy en día, todo el mundo ha oído hablar del cambio climático. Este hecho, cuenta con detractores y partidarios, pero la realidad demuestra su existencia. El desarrollo sostenible - seguir creciendo sin comprometer el futuro de nuestros descendientes - hace imprescindible cambiar el modelo energético actual nada sostenible.

Se habla de cómo combatirlo a nivel industrial, con producción eléctrica a base de energías renovables, pero, ¿qué puede hacer el ciudadano para mejorar esta situación? Además del reciclaje, del que debemos seguir concienciándonos, tenemos la posibilidad de producir y consumir nuestra propia energía verde, limpia, y de manera eficiente. De entre todas las renovables, destaca la energía solar.

Los recursos energéticos renovables están a nuestro alcance.

Se debe pensar en un nuevo tipo de arquitectura, emergente en los últimos años, denominada “arquitectura bioclimática” que se basa en el uso principalmente de energía solar de manera pasiva y activa para el acondicionamiento térmico y el consumo eléctrico en el hogar con el objetivo de un ahorro energético y un confort térmico. De esta manera se consigue disminuir la demanda de energía convencional y las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

El objetivo de la arquitectura bioclimática es obtener el mismo confort con menor gasto de energía, dando lugar a una mayor eficiencia energética.

El Sol y su energía son la clave para conseguir este objetivo. Por un lado, tendríamos los sistemas activos: captadores solares térmicos y placas solares; y por otro, los sistemas pasivos, como la orientación y el diseño (con zonas tipo “invernadero”).

En España el Sol abunda, por lo que parece lógico aprovechar la energía solar en casa.

La complejidad que se presenta en España para este tipo de arquitectura, es la diferente climatología entre las distintas estaciones del año. Se deben conseguir condiciones de confort tanto en verano como en invierno a partir del diseño apropiado.

Los elementos pasivos de captación solar son las ventanas y acristalamientos, los invernaderos o galerías, y los muros Trombe, entre otros. En función del diseño y arquitectura de estos elementos se capta más o menos energía solar fotovoltaica, que se emplea en climatizar el edificio. Por ejemplo, habitaciones con ventanas aisladas que permiten el paso de la radiación solar son más cálidas, mejorando el confort en invierno además de proporcionar iluminación natural durante el día. El uso de un elemento de sombreamiento, como las cortinas o un toldo, evita el paso de la radiación solar en verano.

Los elementos activos, como ya se ha comentado, se dividen en captadores solares térmicos y paneles solares. Mediante los captadores solares térmicos, la energía solar se emplea en calentar un fluido que se utiliza en calefacción, por ejemplo, mediante suelo radiante que se trata de un sistema eficiente y confortable, y para agua caliente.

Por otro lado están las placas solares fotovoltaicas, que emplean la luz que reciben del sol para producir energía eléctrica de manera directa para su consumo en el hogar: iluminación, electrodomésticos, enchufes, etc.

Ahorro en climatización con aerotermia y energía solar 

Hoy en día, esta energía también se está empleando en calefacción mediante la “aerotermia”. Este sistema se basa en el uso de unas máquinas alimentadas con energía eléctrica que extraen la energía del aire para producir calor o frío. El aire de salida puede emplearse directamente como calefacción o refrigeración por conductos de aire, o intercambiar calor con un fluido, como el agua, para que sea este el que se emplee en la calefacción o refrigeración por suelo radiante y como agua caliente para el hogar.

Las máquinas aerotérmicas aprovechan más del 70% de la energía del aire, consumiendo menos de un 30% en energía eléctrica. No hay combustión local de un combustible, sin emisiones de humos ni gases contaminantes. Si además la energía eléctrica que necesitan se proporciona mediante instalaciones de energía solar, se trata de un sistema eficiente, limpio y sostenible.

Las máquinas aerotérmicas aprovechan más del 70% de la energía del aire, consumiendo menos de un 30% en energía eléctrica.

Según un estudio realizado por Toshiba, el uso de la aerotermia es un 25% más barato que el gas natural, llegando a un ahorro del 50% si se compara con las calderas de gasoil. Estas estimaciones están realizadas suponiendo consumo de energía eléctrica de la red por parte de la máquina térmica. Si esta energía la suministran paneles solares el ahorro es mayor, llegando a ser “gratis” si se emplean baterías para garantizar suministro de energía procedente de los paneles durante todo el día.

Cierto es que serán necesarios más paneles solares si se desea suplir el consumo de calefacción con los mismos. Pero, su amortización se acelera en el tiempo debido al alto coste anual que supone la climatización para un hogar (la mitad del gasto medio anual en energía, aproximadamente).

Desde SotySolar queremos promover el uso de este tipo de sistemas de energía solar y esperamos que algún día, cuando alguien mencione el gas natural, los demás se pregunten ¿qué es eso? ¿Será posible? ¿Vosotros que opináis?


Ahorra hasta un 60% en tu factura

Ahorrar es de sabios. Aprovechar la energía, también.
Se el primero en comentar este post